Entradas

Mostrando las entradas de octubre, 2006

Razón de...

Hoy que —creo— estoy pensando, viene a mi mente si lo que he escrito en estos meses es de importancia a las personas que llegan a este espacio, o si les ha ayudado, o si piensan que soy cretivo, o si creen que este espacio no tiene razón de ser, o si un largo etcétera, porque si le sigo me enojo con mí mismo |^_^|. Y hoy que me he sentado frente a una pantalla a leer lo que leo todos los días que me conecto, he conversado con una persona que, de alguna forma, hizo que recordara algo que tenía muchos años que había dejado en mi cajita de recuerdos:
soy de la idea de que al escribir estoy plasmando un pensamiento, un sentimiento, una idea, una postura, una leyenda...
que no espero que sea del agrado de todos...
de hecho, no espero que sea identificable con alguien en primera instancia...
sin embargo....
puede que al final así sea...
aunque sea una postura muy personal..
y si gusta lo que escribo no es por el simple hecho de que se identifiquen los demás, sino porque saben de lo que estoy "…

Pensando (viii)

Y recibí de sus frías manos la sentencia parteaguas de mi vida... La odio por eso.

diferenciando...

Cualquier idiota puede ser un pendejo. Pero no cualquier pendejo puede ser un idiota.Mientras platicaba el año pasado con mi amigo Chemo sobre las diferencias del grado de pendejez para jerarquizarla. Salió para hacer un ejemplo.

Mi puta triste

Apareciste un verano del '99. Al principio sólo estabas ahí, mirándome, burlándote. Vírgen eras en ese tiempo. Te miraba, te contemplaba, tú te limitabas sólo a mirarme, a saludarme. De ahí en fuera no me hablabas aún estando solo nosotros dos en la misma habitación. Te divertía el verme las ganas que tenía de tocarte, de tenerte. Al principio era así, más soy paciente, esperé.

Llegó un día, me acerqué, te vi, te sonreí, te tome del brazo, acaricié rozando tu marcado cuello. Te invité a ir conmigo, temeroso, inquieto. Con las manos calientes y sudadas, nervioso ¡Para nada! Te sonreía más, nos veíamos a reojo mientras avanzábamos a la habitación destinada. Desafiante en tu andar te divertía mi actitud. En mi cama te extendías dejándome ver todo lo que quería de tu piel obscura y brillante. Paseaba mi mirada por tu cuerpo formado en pronunciadas curvas y lo volvía a repetir plácidamente. Miré tu cara sonrojada y tu boca abierta, las acaricié con la ternura que podían dar mis manos po…

MIchelle

Ayer amanecí indiferente, me levanté tarde despojándome de mis sábanas. Sentada al pie de mi cama, no sé qué habré pensado, sólo sé que en un instante, en mi pecho, un dolor intenso brotó, se apoderó de mí, me doblé en mi pensamiento... lloré, tres lágrimas lloré; con éste rostro mío, me hundí entre mis manos y lloré.

La mañana no fué algo extraordinaria, lo normal, lo habitual. Aquí en la casa me preguntaban qué pasaba. Mis papás fueron los que insistieron más, mi hermano sólo comentó que eran mis días difíciles. Dejé a la mañana pasar perdiéndome en mi mundo de cuatro muros, encerrada, aislada. Me dí cuenta que el dolor no cesaba, pero no aumentaba, y recordé, como lo he hecho de dos meses para acá, el día en que éste inició. Cito en mi memoria el momento, cito en mi pecho el sentimiento... me siento feliz, me siento triste... me siento satisfecha, me siento enojada.

He estado leyendo en ésta tarde lo que he escrito, me he dado cuenta que desde lo que pasó he estado escribiendo lo mis…
El reloj es la parte rota del tiempo en un servilletero.Esto es lo que se obtiene por empezar a escribir después de dos días sin dormir bien, cansado mentalmente y con tres caballitos de tequila encima |^_^|
¿Porqué desperdiciar el tiempo aprendiendo si la ignorancia es instantánea?
— Hobbes
Ahora es el momento de darle a su trabajo una sólida base teórica.
— Sam Morgan

gris

Fuego en la punta, agua...
vida en la tumba, muerte en mí...
tres instantes, tres momentos.
cero logros, cero consuelos...
mil alegrías, otras más risas
sujetadas en dueño de manos mortíferas...
tomando un vino de dulce pesimismo
en el mejor momento del pensamiento mismo
disfrutando la vida con sociabilidad, locura,
disfrutando brillante día en encantadora amargura,
abrazándome el odio con sublime aferventura
bajo negro cielo diamantado... encantadora hechura...
corazón y mente en desafío núnca
al fin y al cabo, la vida no dura...
quince miedos en una misma persona
veinte de ellos son de mortífera locura...

¿Quién puede vivir en esta vida dura?
¿Quién morirá sin esa bella amargura?

> 15.vii.2006
Es la primera vez que me ejecutan.
— Maximiliano de Habsburgo
Amad el arte: entre todas las mentiras es la menos mentirosa.
Aimez l'art. De tous les mensonges, c'est encore le moins menteur.
— Gustave Flaubert
Afición es todo lo que vence a la razón.
— Francisco de Quevedo
A menudo, entre nuestros motivos de acción, hay uno más poderoso que los demás: es el que no se dice.
— Jean-Lucien Arreat
Acuérdate de conservar en los acontecimientos graves la mente serena.
Aequam memento rebus in arduis servae mentem...
— Horacio
Ser bueno es fácil; lo difícil es ser justo.
C'est bien facile d'être bon, le malaise c'est d'être juste.
— Victor Hugo
Una buena parte del bien hablar consiste en saber mentir con gracia.
Bona pars bene dicendi est acite mentiri.
— Erasmo de Rotterdam
Aquí soy extranjero porque nadie me entiende.
Barbarus hic ego, quia non intelligent ulli.
— Ovidio
Atribuímos a la casualidad nuestras desgracias, jamás nuestra prosperidad.
— Charles Regimanses
Cualquiera puede hacer historia; pero sólo un gran hombre puede escribirla.
Anibody can make history. Only a grearman write it.
— Oscar Wilde
Pienso, luego existo.
Cogito, ergo sum.
— René Descartés.
Cada uno es tan infeliz como cree.
Ciascuno è tanto infelice quanto esso crede.
— Giacomo Leopardi
El miedo es natural en el prudente, y el saberlo vencer es valiente.
— Alonso de Ercilla
El fin supremo de la ciencia es la verdad; el fin del arte es el placer.
— Gottohold Lessing
El dominio de sí mismo es el primer paso para el dominio de los demás.
— Arthur Sthal
El dinero no puede hacer que seamos felices; pero es lo único que nos compensa de no serlo.
— Jacinto Benavente
El arte de agradar es el arte de engañar.
— Luc de Clapier, Marquéz de Vauvenargues
En un cierto momento de la vida se desea un hijo. Quizás para morir un poco menos cuando se muere.
— Françoise Sagan
En la poesía no hay antiguos ni modernos: no hay más que poetas.
— Martínez Ruíz
En amor, sólo el principio es maravilloso. Por eso encontramos tanto placer en volver a comenzar de nuevo.
— De Ligne
El que escucha música siente que su soledad, de repente, se puebla.
— Robert Browning
Si somos patrióticoses es sólo porque somos demasiado pequeños y débiles como para ser cosmopólitas.
— Anthony Trollope
Esta vida es un hospital en el que cada enfermo siente el ansia obsesiva de cambiar de cama.
— Charles Raudelaire
La práctica del silencio no es una cosa mecánica, es un arte complicado.
— Mahatma Gandhi
La religión es el opio del pueblo.
— Karl Marx
La poesía hace aparecer los objetos familiares como si no lo fuesen.
— Percy Bysshe Shelley
La palabra dicha no puede volver atrás.
— Horacio

Frases

Cómo os habrá dado cuenta amigo lector, he estado citanto algunas frases "célebres" en las últimas entradas a este espacio. Frases que, puede tener razón, están fuera de lo que considera que puede ser aplicado a su vida, a su circunstancia.

Sin embargo, son palabras que, en su momento, me han servido para salir adelante, para responderme cuestiones que quedaban en el aire, para suspirar de nuevo, para encontrar la salida, para encontrar la entrada, ... y puedo seguir con una larga lista de lo que he logrado con ellas. Pero no tengo tiempo para escribirlas todas ;-).

También debo reconocer que no conozco los trabajos de todas estas personas, sólo la frase que cito en su momento, y al que no le guste... pues ya sabrá :-P.

Y aprovecho también para reconocer a todos los personajes que han existido y que se han devanado la cabeza para lograr hacer algo a/por la humanidad. A todos ellos que cito, gracias por haber existido.
La libertad no hace felices a los hombres; los hace, sencillamente, hombres.
— Manuel Azaña
Todo el mundo es ignorante, sólo que en materias distintas.
— W. Rogers

Pensando (vi)

Del Cielo hasta la Tierra... de tus pies a tu cabeza...
Contemplando vista en el monte más alto... en tí... Sedentario.
Yo no cito a otros, más que para expresar mejor mi pensamiento.
— M. de la Montaigne
Un vaso medio vacío de vino es también uno medio lleno, pero una mentira a medias, de ningún modo es una media verdad.
— Jean Cocteau
Sacar provecho de un buen consejo exije más sabiduría que darlo.
— J. Collins
Se debe hacer todo tan sencillo como sea posible, pero no tan sencillo.
— Albert Einstein
Los sabios son los que buscan la sabiduría; los necios piensan ya haberla encontrado.
— Napoleón Bonaparte
Nada es pequeño en el amor. Aquéllos que esperan las grandes ocasiones para probar su ternura, no saben amar.
— L. Conan

Pensando (v)

Los dioses exigen sacrificios por naturaleza...
yo sólo exijo la muerte de una sóla persona.

Variante:

Los dioses exigen sacrificios por naturaleza...
yo sólo exijo, de un sólo hombre, su muerte...
y de mí el gozo que ésta produce.

Conviérteme

Conviérteme en Tierra
Conviérteme en Viento
Conviérteme en Fuego
Conviérteme en Agua...
Conviérteme en Luz
Conviérteme en Obscuridad, en Sombras...
Conviérteme en Rayo
y de paso en Trueno
Conviérteme en Ruido
Conviérteme en Silencio
Conviérteme en Sol
Conviérteme en Luna
Conviérteme en Planta
Conviérteme en Fuentes...
Conviérteme en Vida
Conviérteme en Muerte...
Conviérteme en Bien
Conviérteme en Mal
Conviérteme en Todo
Conviérteme en Nada...

Y en un Edén vacío
converso con sus ciclos.
Extrovertido más no sabio es.
Si el desierto tranquilo sabio es...
Tal vez sus quenas al paraíso van
y mis pasos en la vida están.

Entre molesto y enojado

Hasta en tu maldita caricia divina puedo entender que la Miseria es mi Vida y la Violencia mi alegría.

Y en la medida aumentativa de mis deseos anhelo la dicha de la muerte ajena... ¿Quién osa evitar de mi castigo inhumano su justicia?

Nouveu Ventura
Nouveu Natura
Nouveu Merde
Y la dicha es una Puta...