Entradas

Mostrando las entradas de julio, 2006

¿Qué esperas de una relación?

El bello juego del cortejo y la seducción es deliciosamente realizable. Jugando a ser inocentes de los pensamientos del otro. Correteándose el uno al otro por algún lugar, cerrado o abierto, hasta que uno de los dos se decide dejar alcanzar por el cansancio del otro. Descubriendo quién dice primero: "no me hagas caso, estoy loc@...". Y demás juegos inocentes que nos llevan a empezar, con gran gusto, una relación, tratándose de pareja/novios.

Esa es, puede decirse, la parte fácil. Símplemente estar al pendiente al gusto de la otra persona: verla reír, hacer que se contente, llevar a cabo corajes fingidos y degustarnos por las acciones de la otra persona para contentarnos. Pasa el tiempo, ¿cuánto quieren? ¿una semana? ¿dos? ¿un mes? El tiempo necesario para que en un momento se haga una de estas personas la pregunta: "¿y ahora? ¿esto es ser novios? ¿qué tanto le conozco?". Y empiezan las dudas, los conflictos, se hacen presentes los malentendidos, la desconfianza, la …