Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2006

No te conozco

Buenos días - te contesto
Sí, así es... pienso lo mismo
No, tampoco lo creo
...puedo que tengas razón

...

¿De dónde dices que te conozco?
mmm... recuerdo el lugar
No te recuerdo, no, lo siento
Me esmero, cuéntame, recuérdame
¿Qué tan antigüo es el narciso?
¿Qué tan íntimo eras conmigo?
¿Qué encontraste en tu camino?
¿Qué recuerdos encontraste conmigo?
¿aventura? ¿desilusión?
¿tristezas? ¿alegrías?
¿artificios? ¿naturas?
¿monotonías? ¿miedos?
Perdón, no te conozco...

Háblame del pasado
de las tonterías y locuras que hicimos
de la mala vida que construimos
no pierdas el tiempo - dinero
- dinero - dinero - dinero - dinero
... un Ruiseñor muerto.

Te invito una copa
Whisky, Tequila, Cogñac
Todos son amargos, uvas y demás podridos
Cervezas en exceso al pie de la finura
Sírvelos hasta el borde, no vaciles,
la noche es joven, empieza,
trae unas hembras, las pago yo
los tragos tú.

Empieza a hablar, tiempo nos va a faltar
Recita tus palabras, refréscame, víveme,
búscame, encuéntrame, guíame, váleme...
Enciende mi memoria ¡vamos…

De católico a ateo

Es casi de ley que el nacer en México tengas que haber nacido católico. Al menos por tradición.

Desde que tengo uso de memoria se me ha mostrado, agresivamente, que el camino de Dios es el camino de la Verdad y del Amor. Muchas personas, como yo lo hice cuando tenía 3 ó 4 años de edad, acepta esta verdad omnipresente que les revelan en sus hogares.

Durante muchos años (0 - 16), núnca dudé de esa verdad, inclusive, se admiraba que un puberto de 13 años tuviera tanta devoción hacia su máxima autoridad creacional. Aunque no recuerdo que en ese momento me arrepintiera de lo que hacía, sabía que hacía cosas que no estaban mal, pero que tampoco estaban bien.

Para ser más exactos, digamos que siempre estaba enojado, de mal humor, insoportable, con un exagerado sentido de lo correcto... creo =P.

Un día, simplemente, en lugar de aceptar fácilmente la verdad impuesta, comencé a razonarla. Aunque no del todo bien... Empecé a dudar de todo lo que pasaba dentro de esta secta, nombrada católica, poco a…