Pensando (ix)

Hola ¿cómo estás?
Sí, te hablo a tí,
a tí que vives en mi corazón,
sí tú,
niña que haz hecho en mí una gran herida...
esa herida que no es más que la del amor
¿qué puedo decirte?
...me gustas, me encantas... me fascinas.
Que eres mi todo, pero...
¿cómo decírtelo a tí propiamente?
...en una canción quizá
sacando al trovador y poeta que llevo dentro;
y así, expresando mis más finos pensamientos,
te diría lo que siento por dentro
cuando cada día, cada tarde y cada noche
que llego a tu morada y te veo,
la pasión y pena, pero sobretodo, de mis tardes la tristeza,
esa congoja, dolor y pesar, que ardoso a cada día
de creer en el céfiro poder matizar y descubrir tu figura,
o poder bordar y acariciar, en él, tu fisonomía bendita...
y abrazar tu cintura,
o sentir la dicha y la alegría
de desnudar nuestras miradas, dimanando besos en la noche amaina,
o quizá, con la frescura y osadía de, en un éxtasis y arrebato
decirte, blandamente, amada mía
en una una noche de ecuanimidad sobría,
decirte que eres la pasión, el amor, la ternura y simpatía
hecha mujer, para mí, en esta soliviantada vida.

>>> 2001.06.25

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Meme: Confesiones